El riesgo es un elemento común en las empresas, cualquiera sea su tamaño. Por lo tanto, el esquema societario que cada empresa adopte es de vital importancia, ya que determinará qué efectos tendrá y cómo operará en la práctica.

En los emprendedores esto es fundamental, porque sabemos que en cada paso está en juego la viabilidad de su negocio, la integridad de sus bienes, la estabilidad de su familia.

Nuestra intención es que antes de llegar a un juicio pueda solucionar mediante una negociación eficiente y eficaz su conflicto dejando como última opción la vía judicial. Precisamente este enfoque esta pensado en acompañar al emprendedor desde un comienzo, casi como un socio más, a fin de prever y prevenir problemas que lleven a judicializar las soluciones a estos.

Como oficina, ofrecemos acompañarlo desde antes del nacimiento de su negocio y de forma permanente, de modo de evitar todo riesgo posible y planificar a corto y mediano plazo su funcionamiento para hacer más eficiente el mismo, a fin de captar talento, proponer alternativas de financiamiento, entre otros objetivos.

Los emprendedores de todo tamaño siempre asumen un riesgo, de modo tal que, ponemos a disposición a nuestros profesionales a fin de hacer más tranquilo su negocio.

Todos comenzamos como emprendedores y en la práctica necesitamos un socio más.

La oficina cuenta con experiencia, entre otras actividades:

  • Planificación, estructuración y funcionamiento societario y tributario.
  • Redacción de poderes y mandatos.
  • Asesoría en fondos de financiamiento y beneficios para las pyme.
  • Postulación a fondos concursables y licitaciones públicas.
  • Convenio Marco.
  • Negociación con proveedores, distribuidores e inversionistas.
  • Creación y desarrollo de intangibles.
  • Contingencias laborales y compensación de riesgos.