Una AUDITORÍA LEGAL tiene por finalidad realizar una revisión exhaustiva de los documentos corporativos, legales y administrativos de una organización, a fin de recopilar datos e información que permitan construir una opinión de su situación y estado legal presente y proyectado, junto con entregar a los miembros, accionistas y directorio información permanente, indicando los las fortalezas, riesgos y desafíos de la misma. En definitiva, se orienta a la disminución de riesgos.

El campo propio de las auditorias legales es el corporativo (fusiones y adquisiciones), ya que el comprador de una empresa desea estar convenientemente informado acerca de aquello que compra y conoce, de forma exacta, cualquier circunstancia que pueda tener efectos en el futuro.

Los elementos que se analizan, entre otros son:

  • Litigios pendientes.
  • Contratos o convenios colectivos pendientes o en negociación.
  • Multas de diverso tipo.
  • Contratos que graven o afecten a la firma de manera importante.

En la práctica, se crean uno o varios informes que concluyen cuál es el grado de cumplimiento que existe en una entidad o empresa de las normas que rigen sus actividades, alertando sobre eventuales riesgos u otras situaciones irregulares, las contingencias y las medidas para superar todos estos desafíos.

Las preguntas dicen relación con los más diversos aspectos del funcionamiento de una empresa o entidad ¿Se puede modificar el contrato en tal cual sentido? ¿Cuáles son los alcances de incorporar a este personal y no a otro? ¿Están vigentes estos poderes o los otros? ¿Se están cumpliendo en cada actuación todos los requisitos formales de funcionamiento de la empresa?

En resumidas cuentas, es una radiografía y un análisis FODA de la situación jurídica de la empresa o entidad,  que revisa si en ella se esta actuando con la diligencia debida (Due diligence).

Las principales áreas que se examinan son: laboral, corporativo, propiedad industrial, societario, estructura y planificación societaria y tributaria, convenios y contratos, sin perjuicio de otros aspectos, que en principio puedan ser indirectos como el ambiental, sanitario y regulatorio, etc.

Nuestro trabajo pretende ayudar a la toma de decisiones elaborando recomendaciones y observaciones  para la consecución de algunos objetivos, tales como:

  • Revisar si se han adoptado los procedimientos, políticas, planes y/o programas para que antes de la celebración de actos jurídicos, estos sean correcta y válidamente celebrados.
  • Detectar dentro de la entidad o agrupación, los riesgos legales que surgen del ambiente regulatorio en que se inserta.
  • Detectar posibles contingencias que surjan en el ámbito legal, derivados de las actuaciones que realicen sus integrantes.
  • Proponer y sugerir, recomendaciones a la entidad o agrupación, según la información obtenida a fin de actuar de forma eficaz y eficiencia según sus metas y conforme a las normas legales que la regulan.