Auditoria Legal

Una auditoria legal tiene por finalidad realizar una revisión exhaustiva de los documentos corporativos, legales y administrativos de una empresa, a fin de recopilar datos e información que permitan construir una opinión de su situación y estado legal presente y proyectado, junto con entregar a los accionistas y directorio información permanente, indicando los las fortalezas, riesgos y desafíos de la misma. En definitiva, a la disminución de riesgos.

El campo propio de las auditorias legales es el corporativo (fusiones y adquisiciones) y como no si frente a eventuales el comprador de una empresa desea estar convenientemente informado acerca de aquello que compra y conocer, de forma exacta, cualquier circunstancia que pueda tener efectos en el futuro.

Elementos que se analizan, entre otros:

  • Litigios pendientes
  • Contratos o convenios colectivos pendientes o en negociación
  • Multas de diverso tipo
  • Contratos que graven o afecten a la firma de manera importante

En la práctica, se crean uno o varios informes que concluyen cuál es el grado de cumplimiento que existe en una entidad o empresa de las normas que rigen sus actividades, alertando sobre eventuales riesgos u otras situaciones irregulares, las contingencias y las medidas para superar todos estos desafíos.

Las preguntas dicen relación con los más diversos aspectos del funcionamiento de una empresa o entidad ¿Se puede modificar el contrato en tal cual sentido? ¿Cuáles son los alcances de incorporar a este personal y no a otro? ¿Están vigentes estos poderes o los otros? ¿Se están cumpliendo en cada actuación todos los requisitos formales de funcionamiento de la empresa?

En resumidas cuentas, es una radiografía un análisis FODA de la situación jurídica de la empresa o entidad que revisa si en ella se esta actuando con la diligencia debida (Duedilligence). Las principales áreas que se examinan son: Laboral, Corporativo, Propiedad industrial, Societario, estructura y planificación societaria y tributaria, Convenios y contratos. Sin perjuicios de otros aspectos que en principios puedan ser indirectos como ambiental, sanitarios y regulatorios.