Hay pretensiones que no pueden ser conseguidas porque no existen acciones legales para tales efectos. Por este motivo pretendemos construir un mensaje, acciones y estrategias políticas con base legal tendientes a crear los lazos necesarios para avanzar en la satisfacción de los propósitos de personas, empresas y diversos tipos de entidades.

El valor agregado de la consultora, está en sus redes a nivel regional y nacional, además del manejo de las normas que regulan diversos tipos de actividades, conociendo los márgenes que deben respetar, para así hacer más eficientes y eficaces los esfuerzos y alcanzar los objetivos propuestos.

Todo dentro del marco establecido por la ley para tal efecto y con un conocimiento detallado y prolijo de las disposiciones legales que afectan y podrían afectar a sus actividades e intereses, sobre la base de un monitoreo político y regulatorio presente y proyectado.

En este sentido, entendemos que cada una de estas agrupaciones tiene objetivos e intereses distintos respecto de los cuales es necesario poder construir adecuadamente la forma y estructura jurídica que permita alcanzar estos fines.

Más aun, cuando el año 2011 entró en vigencia la ley 20.500 sobre asociaciones y participación ciudadana en la gestión pública, la cual modificó, entre otras cosas, los distintos tipos de organizaciones que existían a la fecha, refundiendo a la mayoría de estas, dentro de la categoría de “asociaciones“, término en el que se comprende a entidades sin fines de lucro (corporaciones y fundaciones), ONG (Organizaciones no gubernamentales), además de las organizaciones de interés público, como las organizaciones de voluntariado, juntas de vecinos, organizaciones comunitarias funcionales y demás organizaciones comunitarias, tales como centros culturales y la creación de un nuevo órgano a nivel municipal  llamado Consejo comunal de las organizaciones de la sociedad civil. Además de las anteriores se deben agregar las personas jurídicas sin fines de lucro regidas por leyes especiales.

Cada uno de ellos tiene fundamentos, ideas fuerza y metas distintas, por lo cual se hace necesario asesorarlos en este camino a fin de que puedan alcanzar sus proyectos.

Esta área se enfoca a prestar servicios y convenios a:

  • Partidos y movimientos políticos.
  • Asociaciones gremiales.
  • Personas jurídicas sin fines de lucro (corporaciones y fundaciones).
  • Organizaciones no gubernamentales (ONG).
  • Organizaciones de interés público.
  • Organizaciones de voluntariado.
  • Juntas de vecinos.
  • Organizaciones comunitarias funcionales.
  • Centros culturales.
  • Clubes deportivos, etc.